Lipkovich se mofaba del presidente y… retiró su candidatura

Aleg Pershanka (Minsk)- El 25 de abril, tendrán lugar elecciones municipales en Bielorrusia. El período de registro de los candidatos ya ha terminado. Según la ley, un ciudadano de la capital bielorrusa, Minsk, puede proponer su candidatura si recoge 150 firmas de sus conciudadanos (en otras ciudades necesitan menos).  El bloguero Lipkocich utlizó está oportunidad en uno de los distritos electorales de Minsk. Organizó una campaña bastante extraordinaria y logró atraer la atención de todos los medios independientes.

A pesar de no ser miembro de ningún partido de la oposición, Lipkovich se mofó de las autoridades oficiales, y de Lukashenko personalmente, con gran éxito. Su campaña (pues, parte de la  campaña, consiste en que el auténtico período de agitación acaba de comenzar) fue más aireada en los medios bielorusos que la de cualquier otro candidato. Sus bromas sobre las autoridades fueron valientes. Por ejemplo: llamó a la Administración del Presidente (el órgano politico más poderoso en el sistema político actual, subordinado a Lukashenko) permitirle usar su cartel inunívoco en los billboards de Minsk (mira el imagen y explicación más abajo). El punto pricipal de su campanía fue la conservación del parque local.

Un experimento

Hace unos días, inesperadamente, Lipkovich declaró que terminaba su  campaña. Según el bloguero, fue un experimento para comprobar el grado de influencia de Internet en el país. Lo cierto es que desde el próximo 1 de julio Internet será controlado de forma mas rígida por el nuevo servicio especial de la inteligencia nacioanl (¡ya es el octavo servicio especial de inteligencia en este país!). El decreto presidencial sobre el control de Internet ha sido criticado por varias organizaciones y asociaciones de derechos humanos internacionales.

Lipkovich formó su grupo electoral con diez personas completamente a través de Internet. El video de la entrevista en que declara su intención de presentar su candidatura fue descargado 17.000 veces en un día, lo que es bastante para Bielorrusia.

Sin embargo, solo recogió tres firmas de un total de 153 a través de la Red. “Eso demostró que Internet y las redes sociales no gozan de autoridad en nuestro país. Los que prepararon el decreto de regulación de Internet son unos auténticos paranoicos asustados de sus propias sombras”, declaró Lipkovitch a la agencia de noticias BelaPan.

*

Imagen principal: El cartel de Lipkovich (sobre el texto) reza: “Y tú, ¿firmaste por Lipkovich? Llama al número. Contraseña: ¡La Patria te llama!”. En la camiseta de Eugenio Lipkovitch pone: “¡Por Kolia!”. Kolia es el hijo que el presidente Lukashenko tuvo con una amante. Lukashenko lleva siempre consigo a Kolia en sus viajes, incluyendo el encuentro con el Papa en Roma el año pasado.

Imagen lateral: La versión del blog de Lipkovich. Kolia con una camiseta parecida a la de Lipkovich en la que pone “¡Por Eugenio!” (el nombre de Lipkovich).

Encuentro para periodistas en Bielorrusia

El próximo 19 de marzo, 25 periodistas, trabajadores de ONGs y miembros de distintas iglesias de España, Polonia, Alemania y Bielorrusia se reunirán en Minsk en un encuentro organizado por la Red para la información sobre Europa del Este n-ost y sendas organizaciones alemana y bielorrusa. El objetivo es fomentar las relaciones y la colaboración entre actores de la sociedad civil de los cuatro países. Durará una semana y el programa  incluye reuniones con periodistas, asociaciones juveniles y políticos opositores. La lengua de trabajo será el inglés. El plazo para solicitar plaza expira el próximo 17 de enero.

Creo que es una gran oportunidad para conocer de primera mano la realidad de un país poco atendido por la prensa española, escenario de un conflicto de intereses en curso entre Rusia y la Unión Europea y que va a dar más que hablar en 2010 de lo que parece. La dimensión humana del encuentro es también un buen aliciente para viajar a Minsk. Si alguno de vosotros termina yendo, nos encantaría saberlo.

Para los participantes españoles, el precio incluyendo transporte desde Berlín y manutención es de 480 euros, aunque se reduce a 120 si uno se las arregla para llegar por su cuenta, lo cual es posible. ¡Mucha suerte!

Imagen: Parlamento bielorruso en Minsk (P.V.)

Casi una historia de Navidad

Víctor Denisenko (Vilnius)- Un evento navideño que ha tenido una enorme publicidad este año en Lituania ha sido la puesta en escena de la ópera Jesucristo Superstar. Sin embargo, la historia del montaje de este año no ha resultado ser muy navideña. Los organizadores no han resuelto el asunto de los derechos de autor de la ópera de Andrew Lloyd Weber con la agencia The Really Useful Group, que representa los intereses de éste. La pelea está al rojo vivo. Tampoco ha ayudado que los promotores decidieran representar la ópera traducida al lituano, ya que son los titulares de los derechos de autor son los únicos autorizados a permitir la traducción.

No hay mucho más que decir. La violación de los derechos de autor es un asunto feo por sí mismo. Pero hay otra cara de la historia que me gustaría contar. Tal vez el propio Andrew Lloyd Weber no esté al tanto de cuánto significa históricamente Jesucristo Superstar para Lituania.

Seguir leyendo…

Occidente, Rusia y el auge de China

Project Syndicate, la salvación de muchos periódicos a la hora de encontrar tribunas de prestigio, ofrece un artículo de Sergéi Karaganov, veterano diplomático y académico ruso, de gran lucidez en la descripción de muchos aspectos de la Rusia de hoy. Apunta a la divergencia de valores y al mal trato dado por Occidente a Rusia desde el desmantelamiento de la URSS como las razones principales para que Moscú esté optando por alinearse con China.

El alejamiento de la democracia (una forma suave de llamar a la “democracia soberana” de Surkov), el expansionismo de la OTAN en la “esfera de influencia” rusa que Kagaranov considera defendida en la guerra ruso-georgiana de 2008 y la dependencia energética europea (recordemos que Rusia es el principal suministrador de petróleo a España, según La Moncloa) terminarían por alejar irremediablemente a ambas potencias. Todo esto es cierto, pero no puedo estar de acuerdo en su enfoque al describir la decadencia de Occidente frente a China, que señala como otra razón para que Moscú apueste “por una civilización que va rápidamente en ascenso”.

Seguir leyendo…